La Emperatriz: La madre, la vitalidad y la eficacia

La Vitalidad se revela no solamente en la capacidad de persistir sino en la de volver a empezar.

(Francis Scott Fitzgerald)

La Emperatriz, como imagen de Meditación dicta:

¿Cuál es mi grado real de Vitalidad? ¿Con qué optimismo imagino, diseño, creo y vivo mi Vida? ¿Me siento verdaderamente libre? ¿Soy tan real como aparento ser? ¿Vivo en consonancia con mi “yo inferior”? ¿Soy mi “yo esencial” y poseo una Naturaleza real y una Esencia Pura que sintoniza con los ciclos naturales de la Vida? ¿Soy Amor y entrega? ¿Vivo mi vida con la Pasión que me identifica?

La Emperatriz, en cuestiones de Mente y Psique dicta:

No haga demasiado caso de sus Pensamientos, porque muchas veces la sabotean, confíe en su Intuición para no vacilar cuando la Vida la ponga a prueba, que será cada día de su vida de entrega, porque Luz eres y Luz proyectas, pues eres Amor. Pues este arcano de la Emperatriz en aquel ser que late con su propia esencia, que emana paz y que busca la aceptación de sí misma, a través de un sano Equilibrio y de la necesaria Armonía que solo debe de buscar en su interior. Porque cuando lo halle, todo su mundo externo estará plagado de abundancia y de dicha. Ella gusta siempre de pisar en suelo fértil, sobre el cual madurar puedan sus deseos, sus planes, sus sueños, sus metas, objetivos y propósitos… pero, por, sobre todo, desea que se cumplan sus esperanzas, que es alcanzar la Paz Interna y la Seguridad externa a la par, todo cuanto la sostiene. Pues asociado este arcano como está a Venus el Planeta del Amor ella es La Madre y la Naturaleza. La Emperatriz se conecta mucho con el Mundo de la Flora y en menor proporción, con el de la fauna. Siendo la naturaleza misma, un “lugar de reencuentro con sí misma”. Amante de las hadas, duendes, elfos, xanas, amante de las aves, de los gansos, cisnes, patos, o ¡de los gatos! Y muy asociada a los Ciclos de la Luna, ella es la Dueña y Señora de los Sentidos Ordinarios del Mundo de la Objetividad (como su opuesta, La Suma Sacerdotisa es la Ama y Señora del Mundo del Subconsciente y de la Subjetividad). Por lo que a esta “dama” o “señora” de la Tierra la define la Compasión, la Utilidad y la Vitalidad. Es la Gran anfitriona.

La Emperatriz en cuestiones del Corazón dicta:

Escuche la voz de su corazón, conectando su “yo interior” porque usted es una larva que tiene que pasar por el proceso necesario de convertirse en mariposa; ya que nació libre y libre debe de vivir. Cuidado con los apegos, porque no es verdaderamente su esencia la de mantenerse o asirse al sufrimiento, sino al gozo y al disfrute de la Vida. Porque para entenderse y aceptarse uno a sí mismo, uno debe de “experimentar” mucho, y errar y perdonarse, antes de llegar a poder conocerse.

 

La Emperatriz, es la Magia Sistémica e Integral que el Ser contiene, y en su grado más elevado es la Magia de la Sabiduría Sagrada contenida en el Todo que trae consigo el Arcano anterior. Porque ella es “abierta” y menos cerrada que la Suma Sacerdotisa (su arcano predecesor, el cual es más recatado e individualista por lo que guarda muchos de sus grandes y elevados secretos, misterios y sapiencias celosamente). Siendo esta una mujer muy delicada, o “femenina”. En ocasiones, bondadosa, otras muy temperamental pero siempre cordial, ya que ella comparte sus Conocimientos. El poder de su voz y palabra es elevado cuando habla desde su dulce amor, su bondadoso corazón y un sutil “intelecto” que rescata de la Espiritualidad que la caracteriza. Suelen ser muy fieles y curiosas.

Si está atravesando por una crisis existencial la Emperatriz le dicta:

Si quieres recoger un fruto, escarbe antes en la tierra, entierre su simiente o sus semillas, viértala en ella y vuelva a echar esa arena que escarbó. Luego, tan solo espere pacientemente hasta que llegue el momento de su recogida. Pero no olvide, que deberá regar la árida tierra hasta que germine y salga el primer brote de su simiente. Una vez lo haga, no se olvide de cuidar aquello que dio fruto, arranque toda “mala hierba” que rodee a su buena obra y cuando su fruto madure, recójalo y disfrute de él. Su labor es la Paciencia en la Tierra. Siembre siempre aquello que desee recoger y confíe en que la Vida misma le devolverá y traerá sola, soluciones cuando se vea desbordada y se olvide de regar sus plantas. Porque la Naturaleza es tan longeva como Sabia y sabe cuidarse sola.

¿O quizás no necesite de ninguna ayuda y podrá demostrarse que puede buscar esas soluciones por sí misma?

El Universo la conoce y siempre le enviará una “ayuda” porque es generosa y muy dada. Confíe en él, cuando aprenda a confiar en usted.

La Emperatriz le propone visitar y conectar con la Naturaleza, oler las flores, abrazar a un árbol, escoger a un ”Árbol Bodhi” (a su Árbol Mágico, pues yo ya encontré a Mi Árbol Mágico o «Ficus Religiosa») para encontrar en sus meditaciones su Evolución. Escuche el canto de un pájaro y aprenda a interpretarlo, porque será música para sus oídos, oiga como ruge la palmera antes de que la lluvia azote sus ramas mágicas y te adviertan que debes sacar tu “paraguas”. Viva con Plenitud. Permita que su vida fluya y corra, como lo hace la corriente de un río, enérgicamente y por sí misma.

¿O quizás te apetezca bailar bajo la lluvia, hasta que desees refugiarte en tu Árbol Mágico?

Y recuerda siempre que la Emperatriz simboliza el cuidado a la Gran Madre tierra y siempre una advertencia de la falta de dicho cuidado. Ayúdala porque ella es tu Madre y la Madre de todos los seres vivientes y te sufre por tus muchos abusos y, aun así, como la madre que es en esencia, te perdona una y otra vez y te alimenta con todo cuánto nace de dentro y de fuera de sus entrañas. Y te acepta, porque te ha acogido en su seno a pesar de tus muchas imperfecciones. Pues a todos nos ha acogido Gaia y no podemos descuidarla. Cuida a Madre Naturaleza porque ella te contiene a ti, no te conviertas en una entidad parasitaria, o terminará por “Renovarse” para así con ello, poder “Rejuvenecer” Sana y Pura de nuevo des hospedando a los incómodos huéspedes que la dañan… porque te aseguro que no hay en el Mundo más peligroso, que una madre enfurecida y enfadada. Y Madre Naturaleza, es una madre tierna, pero a la vez es una madre que tiene sus propios mecanismos de “auto higiene”, de “limpia”, de “barrido”, de “reprogramación”, y de “Autogeneración”.

La “Afirmación” del Arcano de la Emperatriz le anima hoy a decirse:

ME SIENTO PLENA Y AGRADECIDA DE ESTAR EN LA VIDA.
ME GUSTA EXPERIMENTAR Y SENTIRME VIVA.
ME GUSTO PORQUE SOY UN RÍO DE AGUA VIVA.
ME ACEPTO PORQUE CADÍA DIA DE MI EXISTENCIA:

<<EVOLUCIONO>>.

La Activación del Arcano se da mediante la Palabra: EVOLUCIONO.

Así Sea.

NAMASTÉ

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on reddit
Share on email
Share on print

ARTÍCULOS INTERESANTES

COMENTARIOS