Los cuatro Elementales

Los Reinos Invisibles de los Elementales

 

Imagino que todo el mundo recuerda a JRRT o igual lo conoce como ¡El Gran “Tolkien!” … por ser ese admirado profesor universitario británico, el autor de grandes novelas clásicas de fantasía heroica como: El Señor de los Anillos o El hobbit. Además de ser un gran filólogo, lingüista, un magnánimo escritor (como todos los que le hemos leído, hemos comprobado) y un gran poeta. Podremos no coincidir en algunas opiniones. Pero opino y creo que sí estaremos de acuerdo en que, lo que realmente lo hizo mundialmente conocido y “reconocido”, fue, ha sido y será principalmente, aquella supuesta “imaginación descomunal y brillante” que mostró con esa enorme sagacidad, lucidez, viveza, perspicacia… además de con esa enorme y gran facilidad para hacer posible esa “penetración” en los Reinos Invisibles, mediante la enorme “Clarividencia” que se percibe a través de sus obras, que nos ofrecen la posibilidad de mostrarnos a todos, (a los durmientes y a los despiertos), los muchos “Reinos Espirituales” existentes, sobre todo, en su magnánima obra: El Señor de los Anillos.

 

 

*Recomiendo de hecho, El Silmarillion, a aquellos amantes de la “lectura profética”, por ser una recopilación de sus fantásticas obras).

Dado que Tolkien fue uno de aquellos “seres especiales” que moran y mejoran nuestra calidad de vida en la Tierra, aportando su “granito de arena”, al ser más “entidad creadora” que persona. Pues este Ser llegó a ser todo un “adelantado a su tiempo”, que tuvo la capacidad de plasmar en la Realidad Objetiva Visual una “Verdad Subjetiva e Invisible” a muchos, de la cual se percató desde que era tan solo un niño. Y, de seguro, desde su niñez, nunca se “desconectó” de su “Esencia”, porque: JAMÁS DEJÓ DE SERLO. Siempre siguió confiando en su niño interior, causa por la cual, encontró su reino de los cielos y nos regaló tan maravilloso legado.

Lo esencial es invisible al ojo humano

Pero ante todo he de hacer hoy, una aclaración que creo es sumamente relevante dado el “cáliz”, la “guía” o “camino” que tomó hoy mi “Inspiración Divina” (la cual es quien dirige mis pasos). Y es la idea de que, en este Planeta tan “lleno de Humanidad”, al ser seres terrenos (y tan carente en ocasiones, de Espiritualidad), he percibido como algunos seres, se hacen llamar a sí mismos seres racionales. Entiendo que lo hacen por el motivo que de asientan sus cimientos y su base desde la Lógica donde se edifican, y en sus creencias terrenas (Pensamientos-Emociones), antes que en la Espiritualidad. Por lo que tienden a creer que sólo es real aquello que es comprobable por los meros Cinco Sentidos y queda comprensiblemente “registrado, y patente” además de “asumido y aceptado”, por la Mente, que hace de “filtro”. Y, ante esto un ser como yo, “a-normalizado” (que no se considera ni mucho menos a sí mismo(a) como un ser irrisorio, ridículo ni estúpido, y que tampoco considera así a su contrario, sino que tiene que ver ello, con estar más o menos “Evolucionados Espiritualmente”), afirma y ratifica que esto de “creer en que lo que se ve existe” y lo que “No se puede mostrar o ver no existe” NO es así. 

 

 

Pongamos varios ejemplos para dejar claro este punto ya que, de ser esta afirmación así, los creyentes católicos, por ejemplo, creen en Dios, y supuestamente, a “dios” nadie le había “visto” en forma visible desde: “La zarza de Moisés” hasta “La primera venida de Jesús” (o al menos sus creencias opinan que dios se encarna en un ser humano, y que éste se sacrifica para limpiar todos los pecados del Mundo, y en la idea de que dios es “físico” no habiendo hecho alguno fuera de la fe, que supuestamente a día de hoy lo atestigüe y verifique). Así que piensen en ello los creyentes de la fe católica antes de hacer juicios a otros y apodarnos de “brujas” por usar un “don” que es una “dádiva divina” que solo dios puede otorgarte. Por cierto, también es dios el único que puede “juzgarnos”, con lo que todo lo demás solo son nos guste o no, simples “opiniones” humanas. La mía, no obstante, también lo es y puedo estar o no estar en lo cierto, pero opto por creer en mi propia verdad, escuchando a mi Corazón, y no a mi Mente.

Los Cuatro Tipos de Seres Elementales

Estos seres son los que componen este Reino de Elementales que se clasifican (dada su complejidad y gran variedad), agrupándolos, en función al “Elemento” al que estén asociados. Siendo estos cuatro elementos: Tierra. Fuego. Aire. Agua.

 

 

Asimismo, cabe destacar que entre estos “Elementales” o “Seres de la Naturaleza”, (como ocurre con todas las especies) existe diferentes procesos evolutivos dependiendo ello, del Nivel de Conciencia que presenten. Entiendo que esto implica el conocer su “procedencia” u “Origen”, su “función o Destino y su “labor” o “Misión en la Vida”. (es decir, tal como ocurre a una persona, ese saber lo que se “ES”). Además de: El Poder, La Cualidad o Don que regenta, y el lugar que debe de ocupar dentro del Proceso Evolutivo al Servicio Espiritual para ayudar a “avanzar a la Humanidad” o en detrimento de ella, dentro del Plan Divino). Yo quiero ser positiva y creer que todo ES y existe, para procurar el Bien Común. ¡Solo que algunos aun no son conscientes de ello, porque no han evolucionado!

Los cuatro tipos de elementales son:

Los Elementales de la Tierra.

Los Elementales del Fuego.

Los Elementales del Aire.

Los Elementales del Agua.

Mi propia experiencia personal

Personalmente me encanta la Naturaleza desde pequeña, aunque soy “alérgica” a la maleza. Aun así, voy y conecto con ella y cuando vengo de mis paseos, no traigo ni una roncha si no lo pienso. Pero hay días que aun sin pensarlo, las alergias parecen “atacarme” y yo, aun así, voy a dar mi paseo siempre que puedo. Cuando era pequeña, mis amigas querían coleccionar cromitos (ya estaba ahí el consumismo y la imitación de la que mi madre no me dejó ser muy partícipe para salvaguardar mi propia identidad y que hoy, le agradezco) mientras yo buscaba “hadas y gnomos”. 

 

 

Al final (por resumir mi historia), ambas conseguimos divisar una pequeña “criatura” y al verla la niña dijo: <<Shhhit, que esto sea nuestro secreto>> Yo respondí: << ¿Por qué? ¡Debemos de compartirlo!>> Ella dijo: <<Porque… Nadie nos creería>>. Y yo le contesté un poco enfadadilla: <>. Así que, salí corriendo y gritando: << ¡Las de los cromos! ¡Las hadas existen! ¡He visto un hada! ¡Ella también! >> Los niños y niñas miraron con cara de asombro. Y Yo grité: << ¡Ella también lo ha visto! >> Pero “ella” no habló, y quedó en silencio y petrificada, porque quería guardar aquello en “secreto” por el que pensarán de mí. Y yo insistí: << ¡Vuela y brilla como Campanilla! ¡Es muy luminosa! >> Así que los niños y niñas reunidos en el pequeño parque sin juegos, (pues era un trozo de terreno con muchas flores, matorrales y hierbas), tenían que creer que era posible o imposible… ¿Qué opinan que pasó? Pues obviamente, que los niños y las niñas tiraron los cromos y corrieron para buscar el hada entre empujones diciendo: << ¿Dónde la has visto? >> O… << ¿Dónde está?  >> Así que yo emocionada les decía aquellos lugares por los que la había visto moverse y brillar. Obviamente, cuándo la otra niña quiso tomar protagonismo y dijo: <> Y por mucho que insistía en: <>… todos le dijeron: <>. Ese día, algunos niños y niñas de los que estaban y buscaron a la “ninfa brillante”, creyeron ver un hada, otros dijeron ver a una salamandra, y otros incluso (días después dijo haber visto a un gnomo que corría “muy rápido”) porque ellos siguieron por días buscando hadas y gnomos, elementales de la naturaleza… mientras la niña que verdaderamente la vio conmigo aquel día, de lo cual soy testigo, dudó de haberlo hecho. Cada cual que saque su conclusión. 

 

 

En la Vida, no hay que ser siempre racional, ni siempre hay un por qué, que explique absolutamente todo a ciencia cierta, y siempre hay un por qué para desmentir aquello que es “esencial e invisible a los ojos” (es decir, al ojo humano racional), como siempre hay un “pero” (porque siempre hay un cuándo, un cómo, un por qué y un “pero”) …

Con lo que, que alguien no crea en algo, no le da u otorga la capacidad de convertir tu Verdad en un IMPOSIBLE. De hecho, si evitamos la religión o los ejemplos basado en las propias experiencias personales, seguramente nos quede la “Realidad” … Entonces conocerás quien diga: <>. Sobre todo, dada las actuales circunstancias que vivimos con la Covid-19.

Avatar y Pandora: la Esencia de lo Invisible

Así que, a lo largo de tu vida, conocerás a personas que te dirán esto existe, esto es real y esto no. Nadie es capaz de entender las Razones o las Causas que envuelven a la Madre Naturaleza, y por qué esta te elije para conectarse contigo, pero si tú mismo/a las encuentras por ti mismo/a, absolutamente nadie, podrá romper ese vínculo. Tienes como ejemplo esa maravillosa película: Avatar. Dónde puedes comprobar cómo en su sinopsis un gran mensaje oculto:

<2154 y los acontecimientos que narra se desarrollan en Pandora, una luna del planeta Polífemo habitada por una raza humanoide llamada na’vi, con la que los humanos se encuentran en conflicto debido a que uno de sus clanes está asentado alrededor de un gigantesco árbol que cubre una inmensa veta de un mineral muy cotizado y que supondría la solución a los problemas energéticos de la Tierra: el unobtainium.89 Jake Sully, un marine que quedó paralítico, es seleccionado para participar en el programa Avatar, un proyecto que transporta la mente de los científicos a unos cuerpos artificiales de na’vi para que la comunicación con los nativos resulte así más sencilla. Durante esa búsqueda de confianza entre Jake y los na’vi, Jake debe ser aprobado por la tribu y experimenta todas las relaciones con el bosque, la fauna y la flora que tienen los nativos, junto con sus costumbres y su lengua. A pesar del fin científico del proyecto, el coronel Quaritch, quien dirige la defensa de la base humana en Pandora, convence a Jake para que le proporcione información sobre los nativos en caso de que fuera necesario recurrir a la fuerza para que se marchen. En un principio, Jake cumple profesionalmente su misión, pero se enamora de una de estos seres nativos, (Neytiri), y se da cuenta de que estos jamás renunciarán a su tierra, haciendo inevitable un conflicto armado; él deberá decidir de qué lado está. (Wikipedia)

 

<<Quien vive algo con su corazón, lo entiende porque Despierta, quien solo vive y experimenta con la Lógica y la Mente, Dormita>>.

Así que por favor que te quede claro que:

<<AQUELLO QUE NO ES “RACIONAL”, NO TIENE PORQUÉ FORZOSAMENTE NO SER REAL Y VERDADERO>>.

Zanjada esta aclaración enumeraré a los elementales, y si tenéis historias sobre hadas, elfos, gnomos y demás en vuestra infancia será un placer compartirlas. Recordad que estos seres se encuentran en todas las culturas y en todas las épocas, aunque, no siempre reciban los mismos nombres.

Pues reciben sus nombres según la zona, ya que, desde la remota cultura celta, desde la clásica Grecia, hasta la actual India o China, o inclusive en nuestra cercana Galicia, (pasando por las culturas aztecas y mayas) … es decir, en todas las culturas y antiguas civilizaciones, se citan esos Seres Elementales

Por ello, tanto su “Forma”, sus “Facultades” o “Poderes” varían en función del mensaje que cada cultura, quiera transmitirnos, “pero” el “mensaje” seguirá residiendo en el “corazón” de cada civilización antigua, como de cada cultura que ha heredado de estos “ancestros” los “representantes simbólicos” de este “Mundo de los elementales”.

De hecho, hasta “la religión” apoyaría mi teoría puesto que ni en las Santas Escrituras se niega la existencia de “Gigantes” en la tierra ni se “Seres Invisibles Diminutos”. Ya que su credo dice: 

<<Creo en Dios Padre todo poderoso, creador del Cielo y de la Tierra, (y creador) de todo lo visible y lo invisible…>>

Y tú: ¿qué opinas sobre el Poder de Creer en lo Invisible?

¿Y tú? ¿Te has preguntado alguna vez si existen otros seres además de los de tu especie? ¿Veías hadas en el bosque, en el jardín de tu casa o en el campo? ¿Te preguntas, en la actualidad, en alguna ocasión, siendo adulto como eres, supuestamente ahora, si existen otros seres, otros mundos, otros sistemas solares, otras galaxias, otros planos y/o dimensiones, más allá de lo que observan tus meros y básicos cinco sentidos? ¿Has creído en alguna que otra ocasión, o aunque sea por una sola vez, en la posibilidad de que existan las xanas, las hadas, las ninfas del bosque, los gnomos o los elfos, las salamandras, los devas, las sílfides, ondinas, las sirenas o los tritones, y todos esos seres increíbles que aparecen en los las historias fantásticas de tu infancia? ¿O aquellos “elfos” o “gnomos” del Mundo Mágico de “El Señor de los Anillos” de Tolkien? ¿Creíste alguna vez en las viejas leyendas que tu abuelo o abuela te contaban antes de irte a dormir? ¿O has pensado alguna vez que alguno de esos fantásticos personajes de las antiguas mitologías como Zeus, Afrodita, Apolo o Neptuno existiesen? ¿Crees posible que trilogías tan famosas como la de Isis, Osiris y Horus fuesen posibilidades “reales” que tuvieron antiguas civilizaciones, las cuales tomaron algún tipo de contacto, con “entidades” de fuera de nuestro Plano o esfera terrestre?

 

 

Entiendo que responder públicamente de forma afirmativa, si aún vives en el que dirán o qué pensarán otros de mí, si muestro que mi propia verdad o sensaciones me conectan con estos “mundos mágicos e invisibles”, supondría, (quizás en tu mentirosa mente), de entrada, la idea de asumir una “creencia” que no está fundada ni establecida dentro de: Los Límites de la Realidad.  Ya que, estos Mundos se llaman Mundos Invisibles, por alguna causa ¿no crees? Pero, para los creyentes y la gente de fe a la cual obviamente este “Mundo Mágico” le “pertenece” o, al cual pertenecemos, (porque es nuestro “hábitat normal” … ya que nuestra “Esencia”, nuestra “Pureza” de corazón, y nuestra Evolución, (gracias a nuestra conexión con la Naturaleza, con la Madre Tierra, y con la Divinidad) no pertenece a la “Normalidad”. 

Entendiendo una servidora, la cual quiere dar un Servicio a la Luz (porque puedes escoger tu profesión por necesidad para “pagar trampas” o por vocación al Servicio Espiritual), que la Normalidad, es un “supuesto” lugar, que está en constante cambio y permutación cíclica de baja densidad y sujeto al “caos” donde la personas que se consideran a sí mismas “razonables, lógicas y normales” residen habitualmente, llenas de dudas, miedos, ira, insatisfacción personal, frustraciones, insanas dependencias debidas a apegos malsanos, supersticiones, y un largo e interminable etcétera..

 

 

Y, por cierto, y sin ánimo de critica (solo son opiniones), dónde igualmente opino (ya que tengo ese derecho al vivir sometida al juicio ajeno a diario por mi  vocación y por serle fiel a mi propia esencia, más que al qué dirán u opinarán otros de mí, cosa que en absoluto me preocupa, porque a mí no me hace la opinión ajena, sino que soy yo misma quien me edifico a diario por encima de mis pensamientos, acciones, decisiones, hechos, pues por sobre todo, me edifica y construye, mi FE en mí misma y mi propio Autoconocimiento). Y es por esto mismo que (pues como todos tengo derecho a una opinión propia) que la superchería es más propia de gente que se considera “normal” que de las denominadas “brujas” que al menos, (si no tienen intención alguna de lastimar a nadie), son fieles a su “esencia pura”. Yo, obviamente, si me tengo que considerar persona “normal” o “bruja” pues no me voy a considerar ni una ni la otra cosa. Porque nadie me tiene que poner un “título” ni una “etiqueta”, porque mi título lo escojo yo. Pero antes de llamarme “normal”, me ofende menos que me llames “bruja”. Solo que considero que yo soy alguien que se busca a sí misma y se ha encontrado, y que cree que tiene la responsabilidad de realizar este acto, todos los días, por el beneficio que he obtenido con ello. Causa por la cual, quiero hacerte esta misma “propuesta” y “regalo” … solo que ello, no depende únicamente de mí, ya que querer ser REAL Y AUTÉNTICO/A (te haga ello anormal o lo que resulte de ello), solo depende de ti.

 

Por Eso, yo sigo siendo esa niña que no han podido matar el paso del Tiempo, que no ningún enemigo si tú mismo/a no lo conviertes en eso. Pues el tiempo, como cada circunstancia de tu vida, solo está “ahí”, aparente y voluble, para ayudarte a avanzar y a ser quién eres. Aunque no siempre nos guste lo que somos, o lo que vemos de nosotros. No importa, querido o querida Alma Viviente, siempre podremos mejorar todo aquello que no nos agrade en nuestro fuero interno, porque podemos construirnos, derribarnos y reconstruirnos todos los días que nos regale la Vida.

Tu verdad es una búsqueda personal que NO tiene por qué ser o tener un resultado inmediato, pues te dan toda una vida para conocerte, y si la perdieres, te darán otra, y si no te conocieres, otra más… y así toda la Eternidad hasta que te encuentres.

 

 

Así que, si como yo, quieres creer en las ninfas, en las sirenas, en los ritos o en la magia: CREE. Porque si hay algo bueno en el mundo es la FE o la Espiritualidad que te caracteriza.

Jamás te avergüences de ser quién eres. Porque los que se sostienen de forma voluntaria asidos a un clavo, aunque estén por ello, sufriendo, no son los más apropiados para “defender” sus argumentos llenos de lo que llaman “razones normales apoyadas en la Lógica”. Y, por cierto, en una Lógica en ocasiones, bastante dudosa, debatible y cuestionable. Porque tan solo:

<<No se puede juzgar lo que no se conoce porque no se ha visto, experimentado o vivido de motu propio. Nadie puede negar la Realidad o la No Realidad de nadie. >> 

Yo no pido que nadie crea en lo que yo creo, solo busco personas afines a mi esencia. Pero, al fin y al cabo, quizás, todo nosotros lo hacemos (y me incluyo para no estar por debajo ni por encima de nadie). Así que, concluyentemente, si quiero creer en las hadas, en las xanas, en las ninfas, así como si deseo creer en los gnomos, o en las “entidades no terrestres” pues lo hago y creo, porque por el Libre Arbitrio, que la Divinidad concede, puedo ejercer tal derecho. 

Namasté

¡COMPÁRTELO!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on reddit
Share on email
Share on print

ARTÍCULOS INTERESANTES

COMENTARIOS